Hablemos de Paz en Paz

Hablemos de Paz en Paz

DÍA INTERNACIONAL DE LA NO – VIOLENCIA
Sede: Centro de Información de las Naciones Unidas para Argentina y Uruguay
Junín 1940, 1er. Piso, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

“Hablemos de PAZ en PAZ”
Campaña de concientización y sensibilizacion

2 de Octubre de 2008 de 11 a 13 hs.

El Centro de Información de las Naciones Unidas para Argentina y Uruguay (CINU) y la Comisión “Consejo de Paz” del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil de la Cancillería Argentina celebraron el “Día Internacional de la No-Violencia”, el 2 de Octubre de 2008 de 11 a 13 hs en la sede de Junín 1940, 1er. Piso, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La presente acta es una síntesis de este encuentro.
Comenzó el encuentro la Sra. María Costa Pinto, Directora del Centro de Información de las Naciones Unidas. Ella expresó que es un honor, un gusto y un placer recibir a los Miembros del Consejo de Paz en este Centro de Información. Ésta es la segunda vez que nos reunimos en el año para tratar temas de interés para todos nosotros.
La Sra. Costa Pinto continuó expresando que es en esta senda que el Consejo de Paz ha organizado este encuentro para reflexionar sobre la paz en todos los órdenes de la vida.
Agradeció a la Prof. Inés Palomeque manifestando que las une una amistad invisible en el hacer y trabajar por la paz. Por este motivo el encuentro se titula “Hablemos de Paz en Paz”.

A continuación la Sra. María Costa Pinto leyó el Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas, Dr. Ban Ki-Moon aclarando previamente que el Día de la No-Violencia fue instituido en homenaje al natalicio de Mahatma Gandhi.

Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas Dr. Ban Ki-Moon
“Este año, el Día Internacional de la No-Violencia adquiere una importancia especial porque la fecha, en que se conmemora el nacimiento de Mahatma Gandhi, coincide con el sexagésimo aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos.
Existe una conexión filosófica profunda entre los principios fundamentales de los derechos humanos consagrados en la Declaración Universal y los principios que practicara Mahatma Gandhi.

Para Mahatma Gandhi, la respuesta siempre radicaba en la acción. Como solía decir: “Una onza de práctica vale más que toneladas de prédica”.
Los demás podemos tratar de emular su espíritu sólo si practicamos los postulados de la no violencia, la justicia y la paz.

Hoy, en nuestra celebración de la Declaración Universal de Derechos Humanos se promueven el legado y los principios del Mahatma mediante las actividades de las Naciones Unidas y con la ayuda de nuestros invaluables colaboradores en la sociedad civil: dirigentes, religiosos, maestros, artistas y tantos otros.
Nuestra tarea consiste en asegurarnos de que los derechos enunciados en la Declaración sean una realidad viva, que todas las personas en todas partes los conozcan, los entiendan y puedan disfrutarlos.

Quienes más necesidad tienen de que se protejan sus derechos humanos son a menudo los que también necesitan que se les informe de que existe la Declaración, y de que existe para su beneficio.
En todo el mundo persisten las violaciones de los derechos de un excesivo número de personas. A ello se debe que el legado del Mahatma sea más importante que nunca.

En este Día Internacional de la No-Violencia, y en este sexagésimo aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, nuestro deseo es que al cumplir nuestra misión nos inspiremos en Mahatma Gandhi”.

Seguidamente la Prof. Inés Palomeque dio la bienvenida a los presentes y expresó el motivo de la convocatoria: “Despertar nuestra conciencia y descubrir cómo a través de nuestras palabras, gestos, actitudes, lenguaje corporal y en toda creación humana, podemos manifestar paz.”

El Consejo de Paz, recordó la Prof. Inés Palomeque, es un órgano de coordinación y promoción de la Cultura de Paz en el marco del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil de la Cancillería Argentina busca la participación de toda la sociedad a fin de crear conciencia y construir en conjunto una Cultura de Paz.
La misión del “Consejo de Paz” es generar y promover valores, actitudes y conductas en la sociedad, basados en principios de: paz, desarrollo integral y equidad, con todos y para todos.

Nos hemos propuesto estudiar el uso de las palabras y desarrollar una campaña para concientizar las palabras de paz en la casa, trabajo, oficina, en todos los lugares y momentos de la vida. Hoy comienza una campaña para hablar siempre en términos de paz. Debemos mejorar el lenguaje, excluyendo términos no pacíficos como: apuntemos, explotemos, armémoslos de paciencia, personas de gran calibre , etc, etc. Esto también se aplica en el lenguaje gestual y el meta-mensaje. Les pedimos que observen qué sucede en el ámbito social al desarrollar esta nueva forma de relacionarnos que sin duda es más sana y amigable. La palabra tiene una gran fuerza propia. Hemos creado la palabra pazeadores para todos las personas que trabajamos por la paz. Invitamos a todos que aporten nuevos términos. El Ing. Julio Avruj se refirió a la comunicación. Todos nosotros nos comunicamos a través de la palabra, las emociones, los gestos, la forma de vestir, etc, en todos los ámbitos. Detrás de cada expresión hay un pensamiento, emoción y lo íntimo de cada uno. Hay que trabajar desde la toma de conciencia para contactarse con el alma. Esta conexión tiene que ver con los valores. Aquí trabajamos para una transformación personal, grupal y social propiciando y promoviendo acciones que favorezcan la paz.

Este encuentro de la ONU, el Consejo de Paz y Mahatma Gandhi es por la No-Violencia y también por Satya que es el poder de la verdad que tiene que ver con la transparencia del ser.

Finalmente dijo: quiero honrar a Mahatma Gandhi recordando sus palabras: “Es preferible tener un corazón sin palabras que palabras sin corazón”.
La Lic. Ana Inés Avruj se refirió al uso que habitualmente hacemos del lenguaje. Usamos las palabras en forma automática. Tenemos que recuperar la palabra para crear paz. Somos responsables del lenguaje que usamos. Hablamos de guerras por la paz. Al escuchar guerrear nos tensamos; esto quita fuerza y no nos conduce a la paz.

La palabra puede enaltecer o degradar. Los invitamos a analizar qué queremos decir cuando decimos luchar por la paz, gatillar una emoción. Distinto es cuando decimos trabajamos por la paz, generamos una emoción. De esto se trata de trabajar por una cultura de paz.
Hemos creado algunas palabras: bienvenir, pazear, pazeadores. Necesitamos usar palabras armoniosas en la vida diaria, en el ámbito cultural, artístico, religioso.
La Lic. Mónica Shocron agradeció la presencia de todos. Destacó el valor inconmensurable de la tarea de difusión de los principios de paz que realizan todos los asistentes a esta reunión desde lo personal y desde las instituciones que representan. Acto seguido inició la presentación de los distinguidos invitados, quienes disertaron, por aproximadamente 5 minutos, del significado de la paz desde el ámbito de su profesión.
A continuación brindamos una síntesis de lo expresado por cada orador.

En primer término el Rabino Sergio Bergman comenzó invocando: “La Paz para todos nosotros en todos los idiomas y que esta reunión nuestra permita hacer una amplia reflexión”. Todas las culturas han desarrollado un sentido de la vida en paz. Nosotros formulamos y expresamos nuestra cultura transformando variables porque somos seres sociales y trascendentes. Somos, además de humanos, divinos. La paz nos conecta con una dimensión de la que no tenemos conciencia y desde ahí nos une.

Necesitamos dar unidad a la realidad, vivimos fragmentados. La Paz antes de recibirla hay que generarla. Es necesario trabajar la paz para unirnos en la unidad. Shalen es complementarse con los diversos aspectos de uno en el nosotros. Mahatma Gandhi enseñó a integrarnos. Tolerar al otro, aceptar las diferencias con el otro como algo que a uno le falta e integrarnos y lograr armonía. Todos somos uno con Dios y con la Paz. Con la Paz se puede lograr más que con la violencia. No debemos pedir la Paz, ni reclamarla ya que en esencia somos paz y debemos reencontrarla.
En otra intervención posterior, el Rabino Sergio Bergman se refirió a las religiones y la Paz y dijo: para las religiones la paz es un tema central, pero es diferente lo que los hombres hacen de las religiones. La Paz se logra uniendo, integrando desde las diferencias, la Paz la hace la gente. Ya se ha superado el ecumenismo. Todos buscamos la Paz desde nuestro ser. Debemos ser en el quehacer. Recordó un bello ejemplo de Paz e integración cuando Juan Pablo II visitó una sinagoga y dijo: “Estoy con mis hermanos mayores”.

Posteriormente en otra intervención agregó: la Paz externa es cuando se hace de un enemigo un amigo. La amistad hace la Paz y la Paz nos hace amigos.
El Dr. Luis Ovsejevich, abogado, empresario, fundador y presidente de la Fundación Konek, expresó su mensaje como empresario y desde la cultura. Un empresario genera fuentes de trabajo, dinero y detrás de esto cultura. El empleado a través de la remuneración que percibe, lleva a su hogar los medios económicos para que su familia lleve una vida digna cumpliendo con las necesidades de la casa, alimentación, salud y estudio. El nivel cultural es fundamental.
Desde la cultura también generamos ámbito de Paz a través de la pintura, poesía, literatura, teatro, cine, música, danza, festivales artístico-culturales. La cultura es uno de los aspectos fundamentales en el desarrollo del ser y de la Paz. Hay una necesidad inherente al ser humano de relacionarse en Paz en todos los ámbitos de la vida, en el hogar, con sus parientes, en el trabajo, con las relaciones sociales.

Desde los comienzo de la historia siempre hubo enfrentamientos armados. La ONU fue creada para evitar los enfrentamientos armados. Los estados deben estar en Paz para evitar que ocurran las guerras. La pobreza, la inseguridad, la desocupación quiebran la Paz individual y de los estados. Todos podemos colaborar y ser más responsables en generar Paz.

El destacado periodista deportivo Enrique Macaya Márquez, clásico comentarista del fútbol, reconoce que el 80% de los periodistas hablan con violencia. Este es un sector del periodismo donde la expresión es generalmente con palabras agresivas: ataque, contraataque, golpe, etc., etc. Así se desarrollan aspectos sociales muy agresivos.

El periodista deportivo puede generar en el público que participa en las tribunas de un partido de fútbol, escucha por radio o ve por televisión,reacciones hacia fuera que crean situaciones difíciles de contener. Ej.: si yo critico al árbitro de un encuentro, el público reacciona violentamente.
Reconozcamos que los medios de comunicación controlan permanentemente el rating; si éste sube al tener mayor audiencia el costo de publicidad por minuto se valoriza. Es sabido que el rating aumenta cuando hay un conflicto, un hecho violento.

La realidad de hoy día es que los jóvenes tratan de destacarse siendo violentos.

El fútbol es un reflejo de nuestra sociedad. La agresividad la crea la falta de oportunidades, la falta de instrucción, las necesidades económicas que es un proceso que atraviesa numerosos habitantes de nuestro país; la droga también ha sido un componente explosivo en esto. Lo que pasa es que aquellos que eran fanáticos y se peleaban por una camiseta o bandera, ahora tienen la gimnasia de agresividad desmedida el domingo en la cancha, hasta muchas veces cometiendo un robo o un crimen; es un proceso muy grave.

Creo que la profesión está abierta a generar un espacio sano y positivo desde el deporte hacia la sociedad, si se tiene en cuenta que más allá de la fama o popularidad de cada uno de ellos lo más importante es que tengan los conocimientos y la técnica para una legítima competencia deportiva y transmitirla objetivamente en adecuadas palabras.

Leonardo Reale, relevante artista de la danza, expresó en primer lugar su agradecimiento al Consejo de Paz por invitarlo a conformar la mesa de diálogo por la Paz y el honor por estar en representación de los artistas de la danza. Como tal y desde el arte de la danza hago llegar mi más profunda colaboración y mi compromiso con la causa de la paz.

Pienso que desde el mágico momento, que brindamos al público al abrirse el telón, estamos construyendo un ámbito propicio que muestra el desarrollo de la manifestación artística y ello contribuye a conformar una sociedad mejor con más valores espirituales.

De allí que el mensaje a los jóvenes sea construir y tomar como base para esa construcción la solidaridad ya que con ella habrá un gran cambio y las herramientas fuertes que poseemos son la Paz y la No Violencia, con ellas podremos afrontar todas las injusticias que puedan surgir.

Para los artistas es un deber plantearnos cotidianamente que el arte y la cultura siembran la Paz en los pueblos, aún en los momentos de grandes crisis, sean estas económicas o sociales, por ello debemos recordar siempre estas palabras: “Somos un pueblo tan pobre que no podemos darnos el lujo de vivir sin cultura”, las dijo Mahatma Gandhi y que mejor expresión que Gandhi como símbolo de la No Violencia.

Los presentes también expresaron sus puntos de vista desde lo profesional y ocupacional como aporte hacia la generación de una sociedad más pacífica.

El cierre de esta fecunda reunión por la paz individual y social estuvo a cargo de la poetiza María Luisa Falcone que recitó la poesía de su autoría

“Buscas”
¡Oye! ¿Qué buscas?
¿Quieres paz… y la buscas?
¿Quieres ser feliz… y lo buscas?
Deja ya de buscar.
Que con sólo estar, hallas la paz.
Que con sólo ser, la felicidad
se te instala, se apropia, porque
dejas que el amor penetre
Y cuando el amor penetra
no hay tiempo de buscar.

Al cierre de la reunión, los miembros del Equipo Ejecutivo de la Comisión Consejo de Paz del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil de la Cancillería Argentina, Prof. Inés Palomeque, Lic. Ana Inés Avruj, Ing. Julio Avruj y Lic. Mónica Shocron agradecieron a todos los participantes por la asistencia y el compromiso de continuar trabajando en la RED por la Paz, sabiendo que: “habrá paz en el mundo cuando haya paz en el corazón de cada persona” –nuestro lema.

Finalizando el encuentro se escuchó el Himno de la paz de Pierre Weil de UNIPAZ , los presentes cantaron el tema formaban un círculo tomados de la mano finalizó el encuentro con un abrazo simbólico con gran alegría y paz.

Síntesis realizada por : Prof. Gloria Marcilla de Marini