Jornada de Educación para la Paz

Jornada de Educación para la Paz

El Consejo de Paz de la República Argentina y la Escuela Nº 4 – Enrique Banchs del Instituto Félix Bernasconi, celebraron la Jornada “Educación para la Paz – Violencia en las Escuelas, causas y soluciones” con el patrocinio conjunto de los arriba nombrados y del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Ministerio de Educación. La presente acta es una síntesis de este encuentro.
Comenzó el evento con las palabras de bienvenida pronunciadas por Inés Palomeque y Julio Avruj. del Equipo Ejecutivo del Consejo de Paz (Cpaz).Ellos expresaron que la paz comienza con la experiencia individual de sentir la paz interiormente. Necesitamos serenarnos y conectarnos con la paz, armonía y amor que reside en el corazón de cada uno. La paz está dentro de nosotros, en el corazón de todos, tenemos que irradiar la paz desde lo profundo de nuestra interioridad.
Por ser hoy el “Día de la Escarapela”, que fuera creada en 1810, hemos obsequiado la “Escarapela de la Paz” y la lucimos con orgullo. Somos más de 300 personas aquí reunidas que representamos el profundo anhelo de paz que hay en cada uno de los más de 6.000 millones de habitantes de nuestro planeta y tenemos el ferviente deseo de trabajar para una sociedad pacífica.

La “Escarapela de la Paz” tiene muchas manos de diferentes colores tamaños y posiciones representan lo pluricultural, lo diferente pero aunado. La diversidad, las diferentes formas de pensar y ver las cosas y la realidad, pero todas construyendo y sosteniendo a la paloma, que es tomada en todo el mundo y en todas las culturas como el signo identificatorio para la paz. La paloma representa a las aves que tienen el mismo anhelo de paz. Los brazos y la paloma están contenidos en una circunferencia simbolizando la totalidad de nuestro planeta Tierra, que incluye a todos los seres humanos, a los animales y a la naturaleza. La paz engloba a todos. También hay un sol que representa la vida.

Seguidamente hace entrada la abanderada del Instituto Félix Bernasconi con la “Bandera de la Paz” de Nicolás Roerichy 4 escoltas. El locutor explica que nos acompaña asimismo un tramo de la “Gran Bandera de la Paz de Argentina” pintada por centenares de niños y seguidamente solicita a los religiosos presentes que suban al escenario. A continuación María Eugenia Crespo de URI manifiesta que todos los credos, religiones y comunidades trabajan por la paz interior. A veces las comunidades se distancian entre sí y esto lleva a enfrentamientos entre naciones que muchas veces se usa de escusa para la guerra. En estos tiempos que vivimos se busca la paz entre los credos y civilizaciones, hay un fuerte anhelo de paz en los seres humanos.

Ricardo Dokyu representante de budismo zen japonés explicó –entre otros temas- que paz es cuidar las cosas que nos rodean. Dio un ejemplo: estamos sobre un piso de madera que antes fue árbol, semilla que una persona plantó y cuidó con esmero. Este edificio lo hizo alguien pensando en otros. Así debemos cuidar todo y así construimos un mundo de paz. Concluyó con la oración siguiente:
“Pedimos para que los méritos de esta acción promueva la paz en la patria, un pueblo próspero y servicial.
Pedimos además por los indios diseminados y esclavos masacrados, inmigrantes y pioneros fallecidos y para todos los fallecidos en batallas, guerras y dictaduras mundiales.
Para poder desarrollar la fe, la confianza y el mutuo respeto.
Que la luz de la verdadera compasión se extienda sobre todos los seres.
Finalmente para que todos los seres vivientes podamos completar la Sabiduría Suprema juntos con todos los seres del mundo Dharma”
Rosalía Gutiérrez, representante de los pueblos originarios manifestó que todo lo que está en esta reunión tiene espíritu de paz. Sabemos que en el mundo hay imposición y violencia, nosotros tenemos el deber de ser pacíficos. La paz no quiere tener de hermana a la violencia. Los pueblos indígenas sabemos de la violencia exterior y cargamos con la discriminación. Reuniones de estas características como la que celebramos hoy acá nos fortalecen interiormente y crecemos en una visión pacífica.
Seguidamente presentó la bandera de los pueblos originarios; tiene 7 colores: blanco, amarillo, anaranjado, rojo, violeta, azul y verde que representan todas las culturas que debemos integrar, armonizar en paz.
El sacerdote de la Iglesia católica Czestojoba, centró su mensaje en la Oración de Paz de San Francisco de Asís:
Oh, Señor, hazme un instrumento de Tu Paz .
Donde haya odio, que lleve yo el Amor.
Donde haya ofensa, que lleve yo el Perdón.
Donde haya discordia, que lleve yo la Unión.
Donde haya duda, que lleve yo la Fe.
Donde haya error, que lleve yo la Verdad.
Donde haya desesperación, que lleve yo la Alegría.
Donde haya tinieblas, que lleve yo la Luz.
Oh, Maestro, haced que yo no busque tanto ser consolado, sino consolar;
ser comprendido, sino comprender;
ser amado, como amar.
Porque es: Dando, que se recibe;
Perdonando, que se es perdonado;
Muriendo, que se resucita a la
Vida Eterna.
Acto seguido se retira la abanderada con la “Bandera de la Paz” de Nicolás Roerich y su escolta. El coro de niños de la Escuela Nro. 4 I.F.F.B. interpretó “El Misterioso Dragón” de Víctor Heredia. Luego el coro en lenguaje de señas de la Escuela Nro. 4 I.F.F.B interpretó “Aprendiendo a Volar” de Patricia Soza.

El Taller de danzas Juana Azurduy, de la Secretaría de Cultura y Promoción de las Artes de la Municipalidad de Avellaneda, interpretó varias danzas tradicionales (zamba, chacarera doble y gato).

Ana Inés Avruj, del Equipo Ejecutivo del Consejo de Paz, coordinó la presentación de los trabajos de alumnos y padres sobre ¿cuáles son las causas y factores que crean violencia en las escuelas?.

La Directora del Centro Vocacional y Educativo presentó a los alumnos.

Ellos destacaron que: la violencia nace de la ignorancia y es indispensable promover los valores de solidaridad, comprensión, respeto, tolerancia, aceptación de la diversidad y unidos en amor. Todos juntos debemos trabajar para un mundo en paz.

La violencia es un fenómeno complejo motivado por numerosas causas. Muchas veces la violencia en las escuelas se origina por que hay violencia en los hogares y son trasladados a las aulas.
En la escuela, familias y comunidades barriales se sufren actos de violencia y desde la escuela se trabaja para superar esas situaciones con información, trabajo de teatralización de conflictos y con grupos de apoyo.

La paz es un proceso que se hace paso a paso.

A continuación se realizó una mesa coordinada por Julio Avruj del Equipo Ejecutivo del CPaz, quien presentó a representantes de organismos oficiales e instituciones educativas que se refirieron a los planes y acciones que sus entidades llevan a favor de la Cultura de Paz.
María José Lubertino (INADI), Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, creado por el Estado Argentino en 1995: trabaja por la difusión de la Ley sobre Actos Discriminatorios (Nro. 23592), recibe denuncias de personas o grupos sobre conductas discriminatorias y promueve su erradicación.
Juliana Burton (UNESCO) expresó que este organismo de las Naciones Unidas fue creado en 1946, por un grupo de personas que habían sufrido en la guerra, para crear lazos de comunicación y educar para la paz.
Ella destacó el lema “La guerra nace en la mente de los hombres y en la mente de los hombres debe nacer la paz”.
La UNESCO trabaja con 145 escuelas de todo el país con el objetivo de construir paz, mediante tres acciones fundamentales: 1) resolución no violenta de los conflictos, 2) educación y tolerancia, 3) cultura de paz.
Marta Iglesia de Beherens del colegio San Martín de los Andes, de Villa Lugano, explicó que trabajan en el acercamiento de las culturas. Alumnos de la escuela anualmente visitan la comunidad Mapuche en Neuquén y también realizan intercambio escolar.
Sergio Tacacho, de la escuela Nro. 23/3, indicó que trabajan intensamente con los alumnos en normas de vida para una conducta pacífica.

Quedo como propuesta para un próximo encuentro, la elaboración grupal de soluciones alternativas a la problemática planteada. Hasta entonces y mientras tanto se intercambiaran ideas a través de la red.

Inés Palomeque del Equipo Ejecutivo del Consejo de Paz, agradeció a la Sra. Graciela Izaquirre, Directora de la Escuela N º 4 “Enrique Banchs” del Instituto Félix F. Bernasconi, y anfitriona del Encuentro: Educación para la Paz – Violencia en las Escuelas, causas y soluciones. También agradeció la presencia en calidad de como Obsrvadora Testimonial de la Sra María Costa Pinto de Naciones Unidas (CINU) y la Lic. Mara Brawer del Ministerio de Educación , a los representantes de los distintos credos y pueblos originarios, profesores, locutores, sonidistas, fotógrafos, cameraman, representantes de las asociaciones civiles y demás participantes -adultos, jóvenes y niños-, por el entusiasmo, cooperación y trabajo en la construcción de una Cultura de Paz.
A todos: ¡Muchas Gracias!.

Conclusiones del Encuentro

• Es un tema de interés general.
• Es una realidad compartida por muchas escuelas.
• Hay mucha violencia familiar y social.
• Existe mucha discriminación cultural y social y poca tolerancia.
• Preocupa a los docentes la convivencia, la disciplina y el «clima» de la escuela
• La presencia de los padres en la vida escolar es menor cada día
• Es necesario abrir más espacios de dialogo, con mayor cantidad de actores
• El clima de confianza y respeto permitió una mayor expresión y comunicación
• Todos escuchamos a todos, fue una modalidad innovadora.
• Dialogar en Paz, renovó la esperanza , despertó entusiasmo y generó deseos de mayor participación y compromiso
EQUIPO EJECUTIVO DEL CONSEJO DE PAZ DE LA REPUBLICA ARGENTINA Ana Inés de Avruj. Julio Avruj , Inés Palomeque , Mónica Shocron
“Habrá Paz en el mundo cuando haya Paz en el corazón de cada persona”
Síntesis preparada por Gloria A. Marcilla de Marini