Propuestas presentadas al Embajador Hugo Varsky para los Presidentes de los Estados Parte del MERCOSUR

Propuestas presentadas al Embajador Hugo Varsky para los Presidentes de los Estados Parte del MERCOSUR

MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES,
COMERCIO INTERNACIONAL Y CULTO
Al Sr. Embajador Representante Especial
para la Integración y la Participación Social (REIPS),
Consejo Consultivo de la Sociedad Civil (CCSC)
D. Embajador HUGO VARSKY
S ______________/_____________________ D.

Muy estimado y respetado Sr. Embajador:

Tenemos el honor de dirigirnos a V.E. con el fin de requerir su apoyo para la consideración de las siguientes iniciativas de la “Comisión CONSEJO DE PAZ “ (Cpaz) elaboradas en vista de la 2da Cumbre de Presidentes del MERCOSUR a llevarse a cabo en Brasilia del 12 al 15 de diciembre del 2006.

PROPUESTAS A LOS PRESIDENTES DE LOS
ESTADOS- PARTE DEL MERCOSUR

a) Establecer a partir de diciembre 2006 como lema de convocatoria:

POR UN MERCOSUR HUMANO, ÉTICO, PRODUCTIVO y SOCIAL

b) Incluir la PROMOCION DE LA CULTURA DE PAZ en el MERCOSUR como tema prioritario en la agenda y en los debates de los Magistrados durante el encuentro.

c) Obsequiar a los Sres. Presidentes del MERCOSUR la Bandera de la Paz de Roerich e invitarlos a izarla en las Cumbres del MERCOSUR – junto a los símbolos de los países- miembro –

d) Obsequiar a las Delegaciones presentes durante el Encuentro la “Carta abierta a los Seres del Mundo” del Cpaz –CCSC de la Cancillería Argentina (MRECIYC)-

Sabiendo de su especial sensibilidad a estas temáticas y agradecidos desde ya por su valioso apoyo, le enviamos un afectuoso saludo.

Comisión Consejo de Paz
Consejo Consultivo de la Sociedad Civil – Cancillería Argentina

a) Establecer a partir de diciembre 2006 como lema de convocatoria:

POR UN MERCOSUR HUMANO, ÉTICO, PRODUCTIVO y SOCIAL

Fundamentación
En una época marcada por conflictos de toda índole y signada por la necesidad del desarrollo y crecimiento insatisfechos para la mayoría de los seres, es imperioso reflexionar y tomar conciencia hacia dónde nos conduce la actual cultura del hacer y decididamente ocuparnos del sentido de nuestras acciones. Al respecto, las siguientes palabras del filósofo Hervé Fischer reflejan una visión profunda a partir de la cual repensar nuestro estado del Ser en el mundo:

“Una parte de nuestro cerebro fue capaz de desarrollar un poder instrumental increíble, tocar los códigos de la vida, la energía de la materia. Pero nuestra conciencia es arcaica: no nos brinda los elementos para dirigir, controlar y orientar la aceleración digital. Hay que prestar mucha atención al oscurantismo que se puede incrementar con la era digital, y por ello necesitaremos apelar cada vez más a lo sensorial. Tenemos que ir cada vez más de la sociedad de soledades en competencia a una sociedad de solidaridades y responsabilidades compartidas. Crear un nuevo modelo social basado, como el hipertexto digital, en los vínculos”.

La participación ciudadana, la ética, la espiritualidad, la educación, el ejercicio pleno de los valores humanos y la toma de conciencia de la unidad, subyacente a todo lo existente, serán dimensiones transversales que requerirán nuestro compromiso de permear cada una de las decisiones que tomemos.

Por eso creemos imprescindible re-cordar [1] que al trabajar sobre lo productivo-social es fundamental tener plena conciencia de su destinatario concreto: EL SER HUMANO, con todo lo que esto implica[2]. Nuestra propuesta presente es otro paso más en este anhelo de bienestar, que como humanidad compartimos. Y para concretar estos ideales supremos de cada ser necesitamos ejercer nuestro Derecho a la Paz – paz interna y paz externa (con uno mismo, con los otros y con el medio ambiente).

“La guerra nace en la mente de los hombres y es entonces allí donde debemos sembrar semillas de paz”. – Carta fundacional de la UNESCO.

Otros fundamentos:

• Palabras vertidas en el I° Encuentro Regional por un MERCOSUR Productivo y Social
XXX Reunión del Consejo del Mercado Común del MERCOSUR – XXX° Cumbre del MERCOSUR, Córdoba, julio de 2006 por:

Embajador Hugo Varsky: “ El Programa Somos MERCOSUR nació el año pasado cuando Uruguay asumió la presidencia pro-témpore del MERCOSUR con la intención de llenar de ciudadanía el MERCOSUR……que los flujos de ideas y movimientos de las organizaciones sociales lleguen a la construcción del MERCOSUR “

Embajador Renato Martins: “……ampliar cada vez más las bases sociales de la integración“

Emb. Eduardo Segal: “Esto que estamos haciendo aquí representa la búsqueda de una reconcepción del MERCOSUR …..que quiere incorporarle otros valores, como el de la producción, y la integración de países y ciudadanos”.

Dr. Rafael Folonier: “ ……este nuevo sueño de la integración latinoamericana y de la unidad y la integración en el sur del mundo que es el MERCOSUR ……
“ Los presidentes reafirmaron la prioridad de definir una Agenda Social Integral y Productiva, orientada a desarrollar iniciativas y políticas activas, para reducir el déficit social, promover el desarrollo humano integral y la integración productiva”.

• Comunicado Conjunto de los Presidentes de los Estados Parte del MERCOSUR, art.27[3]

• Naciones Unidas- Decenio Internacional de la Cultura de Paz y No Violencia para los niños del mundo 2001/2010- Resolución 53/25 – 10 Noviembre 1998 y Res.143, del 15 /diciembre/2004
• Declaración de Yamoussukro, sobre la Paz en la Mente de los Hombres. UNESCO, 26 de julio de 1989. Côte d’Ivoire, 1º de Julio de 1989
• “Nuestro objetivo es bajar la pobreza, a partir de: Mejorar la condición humana” .[4]

• “ Declaracao Universal Do Dereito A Paz”. 1er. Festival Mundial Da Paz, Florianópolis, Brasil, Septiembre del 2006.

DECLARACIÓN UNIVERSAL DEL DERECHO A LA PAZ

Paz de los niños en el vientre materno
Paz del recién nacido
Paz para que la gente crezca y se transforme
Paz en el hogar y en el trabajo
Paz entre hombres y mujeres
Paz entre las religiones
Paz entre los partidos políticos
Paz con democracia y tolerancia a la diversidad
Paz entre naciones
Paz como solución de los conflictos
Paz en los medios de comunicación
Paz sin el uso de violencia de cualquier naturaleza
Paz sin hambre y sin miseria
Paz sin miedo o inseguridad
Paz con libertad y dignidad
Paz con solidaridad y cooperación
Paz con preservación del medio ambiente
Paz con desarrollo sustentable
Paz libre de apego, odio, venganza, resentimiento, celos y orgullo
Paz de espíritu
Paz como cultivo de los valores eternos de Amor, de Belleza, de Verdad, de Justicia, de Libertad y de Igualdad

Que la Paz pueda tener morada en el corazón de los seres humanos a través de una educación que amplíe su conciencia de mundo, despierte para su papel de artífice de la realidad y desarrolle el protagonismo de la vida.

Que la visión que inspira a cada uno sea construida a partir de un
paradigma de paz y no violencia, a través de instituciones y políticas
públicas orientadas hacia la Cultura de Paz.

Que cada ciudadano cuide de despertar la paz dentro de sí cultivando esas cualidades y valores con la orientación –cuando fuese necesario- de maestros, instituciones y organismos afines.

Que se prioricen las prácticas compasivas que generan en lo cotidiano vivencias de paz y unidad en los niveles individual, social ecológico, planetario y cósmico.

Que los gobiernos y sus colaboradores asuman el deber y la responsabilidad de colocar las estructuras que dirigen al servicio de los diferentes aspectos de la paz, contribuyendo así para la transformación de la Cultura de Guerra en Cultura de Paz.

Que las currículas de las instituciones educativas focalicen la educación hacia una Cultura de Paz y no violencia, promoviendo la paz consigo mismo, con los otros y con la naturaleza

Que se desarrolla una percepción que trascienda las individualidades de cualquier tipo, sea en las personas, instituciones, comunidades y regionalidades, fortaleciendo la conciencia de unidad que permea lo visible y lo no visible.

Que se promuevan formas creativas de integración, en las cuales la riqueza de la razón esté al servicio de la inteligencia del corazón y que conduzcan a una sinergia entre la actual Cultura del Hacer hacia la Cultura del SER.

Que ese espíritu de educación inspire a la justicia y la seguridad pública y que sus colaboradores sean preparados dentro del enfoque educativo y no punitivo.

Que las prisiones se transformen en centros de recuperación, a través de la educación y de la producción de bienes agrícolas y de consumo.
Que las fuerzas armadas estén al servicio de la comunidad en la construcción de una colectividad pacífica, justa e inclusiva.

Cabe a la sociedad civil y a las organizaciones no gubernamentales incentivar y apoyar los esfuerzos de los gobiernos en el sentido de establecer una Cultura de Paz.
Cabe a las Naciones Unidas realizar estudios y planeamientos estratégicos con el fin de incentivar a los gobiernos en la realización de esos objetivos de paz.

Que cada conciencia despierta sea un ejemplo de la paz que se desea ver florecer en el mundo, conspirando pacíficamente para el desenvolvimiento de la unidad de toda la humanidad, para la integridad de cada individuo y la plenitud de todos los seres.

Que se derrumben las fronteras y los límites internos que separan a los seres humanos de su propia especie y de todos los demás seres vivos, permitiendo a todos una convivencia fraterna, próspera y benéfica.

Que nosotros, los pueblos de la Tierra, estemos reunidos en la Unidad de la Paz, danzando en lo infinito del espacio eterno, sin comienzo y sin fin.

Esta Declaración apoya y refuerza la Declaración Universal de los Derechos Humanos, revoca y anula los abusos perpetrados por la violencia.

b) Incluir la PROMOCION DE LA CULTURA DE PAZ en el MERCOSUR como tema prioritario en la agenda y en los debates de los Magistrados durante el encuentro.

Proponemos:

– Desarrollar estrategias de Cultura de Paz por parte de los países miembros del MERCOSUR. RES 56/5 , RES 53/243 – Naciones Unidas Asamblea General-.

– Propiciar, fortalecer y desarrollar una Red de Consejos de Paz

– Apoyar la difusión y promoción de valores humanos, actitudes y conductas en la sociedad, basados en principios de paz, desarrollo integral y equidad con todos y para todos.

– Informar y señalar la experiencia existente y los avances en el desarrollo de la Cultura de Paz entre los miembros del MERCOSUR; los consensos y acuerdos vinculantes

– Privilegiar los principios rectores de la Declaración Universal del Derecho a la Paz en las decisiones de los magistrados.

– Promover la presencia de la Bandera de la Paz, en los eventos oficiales de los países miembros del MERCOSUR

c) Utilizar en las Cumbres del MERCOSUR – junto a los símbolos de los países miembro – la Bandera de la Paz del Pacto Roerich.

Mil Milenios de Paz y Fundación Paz Ecología & Arte desean hacer entrega de una Bandera de la Paz para que acompañe este trascendente encuentro y sendas banderas para cada uno de los Señores Presidentes presentes en este encuentro, estableciendo un lazo de Paz entre los países integrantes del MERCOSUR conjuntamente con las 120 organizaciones de la sociedad civil que integran la “Comisión Consejo de Paz “ de la Cancillería Argentina.

El sueño que propicia esta iniciativa es la de de contribuir a crear una Cultura de Paz basada en los principios y valores de Amor, Respeto, Ética, Cooperación, Justicia, Unidad y Libertad. Con la esperanza y confianza puesta en los Señores Presidentes, quienes como dignos representantes de sus Pueblos, serán ejemplo y motor de ideas y acciones concretas que aseguren el fortalecimiento de la Paz , el bienestar y desarrollo de sus pueblos. Pues, como decía Roerich,
“Donde hay Paz hay Cultura. Donde hay Cultura hay Paz”.

En 1935, los presidentes de todas las naciones del continente americano firmaron en Washington DC un tratado de Paz, conocido como Pacto Roerich, comprometiéndose a proteger los tesoros de la Cultura humana, a promover la Cultura como fundamento de Paz, y al desarrollo de sus pueblos. En dicho tratado, la Bandera de la Paz fue el símbolo que sintetizaba esa idea: las artes, las ciencias y las religiones, como expresiones de la riqueza Cultural de los pueblos.

Hoy, los Pueblos del Sur, en franco movimiento hacia la Unidad, hacen un llamado para que quienes hoy los representan, renueven ese compromiso, volviendo a infundir fuerza, vida y voluntad a la Unidad y el progreso de sus pueblos, fomentando el respeto y el desarrollo de las particularidades culturales de sus naciones, fundamento esencial de su riqueza ancestral.

En el año del 70 aniversario de la firma del pacto Roerich, La Bandera de la Paz, como “Embajada de Paz” ha sido izada en Febrero 2005 en Base Esperanza de la Antártida Argentina. Desde entonces, cientos de jóvenes “Embajadores de Paz” la han llevado a sus comunidades en diversos países de América- Argentina-Brasil- Ecuador- Perú- Venezuela-Uruguay- difundiendo su mensaje de Paz y fraternidad. Muchos organismos y funcionarios oficiales, se han hecho eco y han incorporado en los actos oficiales y en sus despachos este símbolo pleno de significado. Prueba de ello es que todos los años en el Día Internacional de la Paz, 21 de septiembre, se iza la Bandera de la paz en Rosario Provincia de Santa Fe en el Monumento a la Bandera y se designan nuevos Embajadores de Paz a través del proyecto Mil Banderas para Mil Escuelas (*)

Llegará un día en que la Tierra, como una Gran Familia Humana, declare de una vez y para siempre la “Independencia Planetaria”. Esto significará que habrá roto para siempre sus cadenas y habrá abrazado fraternalmente a su Familia Humana y compartirá en Paz su hogar planetario: la Tierra.

(*) Mil Banderas para Mil Escuelas: Campaña/ Proyecto llevado a cabo por Mil Milenios de paz y Fundación Paz Ecología & Arte

PACTO ROERICH
Las Altas Partes Contratantes, animadas por el propósito de dar expresión convencional a los postulados de la Resolución aprobada el 16 de diciembre de 1933, por la totalidad de los Estados representados en la Séptima Conferencia Internacional Americana, celebrada en Montevideo que recomendó «a los Gobiernos de América que no lo hubieren hecho, la suscripción del ‘Pacto Roerich’, iniciado por el Museo de Roerich de los Estados Unidos, y que tiene por objeto la adopción universal de una bandera, ya creada y difundida, para preservar con ella, en cualquier época de peligro, todos los monumentos inmuebles de propiedad nacional o particular que forman el tesoro cultural de los pueblos», y con el fin de que los tesoros de la cultura sean respetados y protegidos en tiempo de guerra y de paz, han resuelto celebrar un tratado, y a este efecto han convenido en los siguientes artículos:
ARTÍCULO I
Serán consideradas como neutrales, y como a tales respetados y protegidos por los beligerantes, los monumentos históricos, los museos y las instituciones dedicadas a la ciencia, al arte, a la educación y a la conservación de los elementos de cultura.
Igual respeto y protección se acordará al personal de las instituciones arriba mencionadas. Se acordará el mismo respeto y protección a los monumentos históricos, museos e instituciones científicas, artísticas, educativas y culturales, así en tiempo de paz como de guerra.
ARTÍCULO II
La neutralidad, protección y respeto a los monumentos e instituciones mencionados en el artículo anterior, se acordará en todo el territorio de cada uno de los Estados signatarios y accedentes, sin hacer distinción en razón de la nacionalidad a que pertenezcan. Los Gobiernos respectivos se comprometen a dictar las medidas de legislación interna necesarias para asegurar dicha protección y respeto.
ARTÍCULO III
Con el fin de identificar los monumentos e instituciones a que se refiere el artículo I, se podrá usar una bandera distintiva (círculo rojo, con una triple esfera roja dentro del círculo, sobre un fondo blanco) conforme al modelo anexo a este tratado.
ARTÍCULO IV
Los Gobiernos signatarios y los que accedan al presente convenio, comunicarán a la Unión Panamericana, en el acto de la firma o de la accesión, o en cualquier momento después de dicho acto, una lista de los monumentos o instituciones que deseen someter a la protección acordada por este tratado. La Unión americana, al notificar a los Gobiernos los actos de la firma o de la accesión, comunicará también la lista de los monumentos e instituciones mencionada en este artículo, e informará a los demás Gobiernos de cualquier cambio que ulteriormente se haga en dicha lista.
ARTÍCULO V
Los monumentos e instituciones a que se refiere el artículo I cesarán en el goce de los privilegios que les reconoce el presente convenio, cuando sean usados para fines militares.
ARTÍCULO VI
Los Estados que no suscriban este tratado en su fecha, podrán firmarlo o acceder a él en cualquier tiempo.
ARTÍCULO VII
Los instrumentos de accesión, así como los de ratificación y denuncia del presente Convenio, se depositarán en la Unión Panamericana, la cual comunicará el hecho del depósito a los Estados signatarios o accedentes.
ARTÍCULO VIII
Cualquiera de los Estados que suscriban el presente convenio o que accedan a él podrá denunciarlo en cualquier tiempo, y la denuncia tendrá efecto tres meses después de su notificación a los otros signatarios o accedentes.

EN FE DE LO CUAL, los infrascritos Plenipotenciarios, después de haber depositado sus plenos Poderes, que se han encontrado en buena y debida forma, firman y sellan este tratado en nombre de sus respectivos gobiernos, en las fechas indicadas junto a sus firmas.

Por la República Argentina: 15 de abril, 1935 FELIPE A. ESPIL,
Por Bolivia: 15 de abril, 1935 ENRIQUE FINOT,
Por Brasil: 15 de abril, 1935 OSWALDO ARANHA,
Por Chile: 15 de abril, 1935 M. TRUCCO,
Por Colombia: 15 de abril, 1935 M. LOPEZ PUMAREJO,
Por Costa Rica: 15 de abril, 1935 MAN. GONZALEZ Z.
Por Cuba: 15 de abril, 1935 GUILLERMO PATTERSON,
Por la República Dominicana: 15 de abril, 1935 RAF. BRACHE
Por Ecuador: 15 de abril, 1935 C. E. ALFARO,
Por El Salvador: 15 de abril, 1935 HECTOR DAVID CASTRO,
Por Guatemala: 15 de abril, 1935 ADRIAN RECINOS,
Por Haití: 15 de abril, 1935 A. BLANCHET,
Por Honduras: 15 de abril, 1935 M. PAZ BARAONA,
Por México: 15 de abril, 1935 F. CASTILLO NAJERA,
Por Nicaragua: 15 de abril, 1935 HENRI DE BAYLE,
Por Panamá: 15 de abril, 1935 R. J. ALFARO,
Por Paraguay: 15 de abril, 1935 ENRIQUE BORDENAVE,
Por Perú: 15 de abril, 1935 M. DE FREYRE Y S.
Por los Estados Unidos de América: 15 de abril, 1935 HENRY A. WALLACE
Por Uruguay: 15 de abril, 1935 J. RICHLING,
Por Venezuela: 15 de abril, 1935 PEDRO M. ARCAYA,
Certifico que le documento preinserto es copia fiel del original con las firmas hasta esta fecha, del Tratado sobre Protección de Instituciones Artísticas y Científicas y Monumentos Históricos (Pacto Roerich), depositado en la Unión Panamericana y abierto a la firma o accesión de todos los Estados.

Washington, D.C. , 16 de abril de 1935.

E. Gil -Borges
Secretario del Consejo Directivo
de la Unión Panamericana

Bandera de la Paz
El diseño de la Bandera de la Paz muestra tres esferas rodeadas por un círculo, en color magenta sobre un fondo blanco. Este símbolo representa un profundo entendimiento de la naturaleza ‘trina’ de la existencia; y para los propósitos de la Bandera de la Paz, Roerich describió los tres puntos como los el círculo como la totalidad de la cultura, conteniendo los tres puntos representando la Religión, el Arte y la Ciencia, como aspectos de la Cultura. También lo describió como las realizaciones de la humanidad en el Pasado, Presente y Futuro, dentro del círculo de la Eternidad. Ambas interpretaciones representan una síntesis de la vida, que es un verdadero y justo principio rector.

El símbolo Arcano ha sido utilizado en una variedad de sistemas filosóficos y religiosos, y existido desde tiempos inmemoriales, encontrándose alrededor del mundo. El ejemplo más antiguo conocido, aparece en el período paleolítico, en unas piedras en Mongolia hace más de 9000 años. En más antiguo de los símbolos indios: ‘Chintamani’, el signo de la felicidad, se compone de este símbolo. Uno puede también encontrarlo en el Templo del Cielo en Pekín; en los Tres Tesoros del Tibet; sobre el peto del Cristo en la famosa pintura de Memling; en la Virgen de Estrasburgo; sobre los escudos de los Cruzados; y sobre el escudo de armas de los templarios. Puede apreciarse en las hojas de las famosas espadas caucáseas conocidas como «Gurda».

Es llamativo ver el símbolo sobre los estandartes budistas y puede apreciarse en las obras de los antiguos pintores españoles y de Ticiano; en íconos antiguos; en numerosas catedrales e iglesias europeas; en antigüedades etíopes y cópticas, en aros tibetanos, en todos los países de los Himalayas y en la cerámicas del período neolítico. Puede encontrarse en las imágenes de Gessar Khan y Rigden Jyepo; en el «Tamga» de Tamerlan y en el escudo de armas de los Papas. Se puede apreciar en el ícono antiguo de San Nicolás en Bari y en el de San Sergio y de la Sagrada Trinidad. Puede encontrarse en el escudo de armas de la ciudad de Samarkand, en las montañas de Mongolia, sobre los ornamentos de los petos de Lahul, Ladak. El mismo signo esta estampado también en los corceles mongoleses.
Nada, entonces, podría ser más apropiado para unir a todas las razas que este símbolo, el cual no es un mero adorno sino un signo que lleva en sí un gran significado. Según lo expresado, ha existido por periodos de tiempo indeterminados y se puede encontrar a lo largo de todo el mundo. Nadie por tanto, puede pretender que pertenece a ninguna tradición, religión o cultura en particular: representa la evolución de la conciencia en todas sus facetas variadas.
Por la universalidad y antigüedad que presenta este símbolo, N. Roerich pensó que no habría uno más apropiado para laBandera de la Paz, ya que une a todas las culturas y a todos los pueblos del mundo. Cuando se trata de defenderlos tesoros del mundo, no se podría escoger un mejor símbolo, puesto que es universal, de una antigüedad indescifrable, y carga con un significado que puede encontrar eco en todo corazón humano.
Si bien la Bandera de la Paz fue creada por el artista Nicolás Roerich en la década de 1920, fue introducida oficialmente a través del Pacto Roerich, firmado en 1935 por veintiún países de América, con el fin de proteger y respetar los monumentos, tesoros y espacios artísticos y culturales tanto en tiempo de guerra como de paz.
En el presente, y luego de la segunda guerra mundial, su significado cobra otro valor, preservando el Derecho Universal de elección de los Pueblos de la Tierra a vivir en Paz, y los valores humanos que ayudaran a conservar la vida misma de nuestro Planeta.

d) Obsequiar a las Delegaciones presentes durante el Encuentro la “Carta abierta a los Seres del Mundo” del Cpaz – CCSC de la Cancillería Argentina.

Carta abierta a los seres del Mundo

Hoy más que nunca, la sociedad necesita transformarse para alcanzar la Paz. La Paz es la base del bienestar de la humanidad y del planeta que todos habitamos.

“Habrá Paz en el mundo cuando haya Paz en el corazón de cada persona.”

A esta altura del año y a mitad del Decenio de la Cultura de Paz (*), es momento propicio para una reflexión superadora con la intención de encontrar nuevas prácticas para vincularnos más armoniosamente con nosotros, con los otros y con la naturaleza.

Desde nuestra condición de seres humanos y desde los diferentes roles que ejercemos en nuestra vida, desempeñamos una función esencial en la promoción de una Cultura de Paz.

Reflexión para todos los habitantes de la República Argentina

¿Nos hemos preguntado cuáles han sido nuestros aportes en estos primeros cinco años del Decenio de la Cultura de Paz desde nuestros diferentes roles dentro de la comunidad?

Como sociedad civil, ¿nos hemos comprometido plenamente en el desarrollo global y total para lograr una sociedad más equitativa y justa?

Como comunicadores sociales -dentro de los medios de difusión- ¿hemos participado en promover la solidaridad, el respeto, la unión y la fraternidad?

Como funcionarios, ¿hemos contribuido al fortalecimiento de las instituciones democráticas? ¿Hemos garantizado la participación plena en el proceso de desarrollo de todos los seres? ¿Hemos procedido con transparencia e integridad?

Como adultos responsables ¿hemos favorecido la erradicación de la pobreza y el analfabetismo? ¿Hemos hecho aportes al respeto y la protección de los derechos del niño? ¿Los hemos formado adecuadamente para poner en práctica valores que permitan el respeto de la diversidad en la Unidad?

Como habitantes de este planeta ¿hemos contribuido a satisfacer las necesidades de desarrollo y protección del medio ambiente de las generaciones presentes y futuras?

Como seres libres y abiertos a la expansión de la conciencia ¿hasta dónde nos hemos ocupado de desarrollar la sabiduría latente en nuestra mente y nuestro corazón?

Todas estas preguntas pretenden ser orientadoras con la convicción que serán tomadas por nuestra parte más noble como semillas creativas de un accionar personal y grupal más pleno, conciente y comprometido a partir de hoy.

________________________________________
[1] Re-cordar, re-conectar; de cordis: corazón. Esta re-conexión con el corazón es la instancia que posibilitará ir transformando la actual Cultura del Hacer, en una futura Cultura del Ser……haciendo.
[2] Sus aspectos físicos, mentales, emocionales y espirituales; amén de su inter y trans dimensionalidad.
[3] “ Los presidentes reafirmaron la prioridad de definir una Agenda Social Integral y Productiva, orientada a desarrollar iniciativas y políticas activas, para reducir el déficit social, promover el desarrollo humano integral y la integración productiva”.
[4] Inspirada en las palabras de la Senadora Nacional Cristina Kirchner durante el Coloquio Internacional “Por un mundo mejor”.4 y 5 de octubre de 2006, Facultad de Derecho, UBA, Buenos Aires.